mth

Disfruta de tu intimidad con libertad

Lubricante Íntimos para la Menopausia

Seleccionar un lubricante cuando tengo menopausia

Al seleccionar un lubricante íntimo para la sequedad vaginal, hay algunas consideraciones importantes que debes tener en cuenta y más si estás en la etapa de la menopausia:

 

  • Los lubricantes íntimos suelen estar disponibles en diferentes bases, como agua, silicona o aceite. Para la sequedad vaginal, es recomendable optar por lubricantes a base de agua o de silicona, ya que son seguros de usar, no irritan la piel y son compatibles con los preservativos. 
  • Evita los lubricantes a base de aceite, ya que pueden debilitar los preservativos y potencialmente causar infecciones.
  • Algunos geles lubricantes íntimos pueden contener ingredientes adicionales para brindar beneficios específicos, como hidratación, alivio de la irritación o propiedades calmantes. Presta atención a los ingredientes y asegúrate de elegir un lubricante que sea suave y seguro para tu piel sensible.
  • Los lubricantes íntimos varían en su textura y consistencia. Si experimentas sequedad vaginal severa, es posible que desees optar por un lubricante más espeso y duradero. Sin embargo, si la sequedad es leve, un lubricante más ligero puede ser suficiente. Prueba diferentes texturas para determinar cuál te brinda el mayor alivio y comodidad.
  • Si tienes sensibilidad o alergias a ciertos ingredientes, asegúrate de leer la lista de ingredientes del lubricante y elige uno que sea libre de fragancias, parabenos u otros componentes que puedan causar irritación.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es una etapa natural en la vida de una mujer que marca el final de su ciclo reproductivo. Se define como el cese permanente de la menstruación y generalmente ocurre entre los 45 y 55 años de edad, aunque puede variar en cada mujer. 

 

Durante la menopausia, los ovarios dejan de producir óvulos y disminuye la producción de hormonas sexuales, especialmente los estrógenos y la progesterona.

 

Los síntomas de la menopausia pueden variar ampliamente de una mujer a otra, pero algunos de los más comunes incluyen sofocos (oleadas de calor), sudores nocturnos, cambios en el estado de ánimo, insomnio, sequedad vaginal, disminución de la libido, cambios en la piel y el cabello, y cambios en la distribución de la grasa corporal.

 

La menopausia se considera oficialmente cuando una mujer ha pasado un año completo sin menstruación. Antes y durante este período de transición, que se conoce como perimenopausia, los ciclos menstruales pueden volverse irregulares y pueden experimentar síntomas similares a los de la menopausia.


Es importante destacar que la menopausia no significa el fin de la vida sexual o la pérdida de la feminidad. Muchas mujeres encuentran maneras de manejar los síntomas y disfrutar de una vida plena y satisfactoria durante y después de la menopausia.

Que es la menopausia

¿Cómo afecta la menopausia a la lubricación vaginal?

Durante la menopausia, muchas mujeres experimentan cambios en la lubricación vaginal debido a la disminución de los niveles de estrógeno. El estrógeno ayuda a mantener la lubricación natural en la vagina, por lo que cuando estos niveles disminuyen, es común que las mujeres experimenten sequedad vaginal.

 

La falta de lubricación vaginal puede causar molestias durante las relaciones sexuales, como sensaciones de ardor, irritación o dolor. También puede haber una mayor susceptibilidad a la irritación o infecciones vaginales.

 

La sequedad vaginal puede afectar la calidad de vida sexual de una mujer y su bienestar en general. Puede disminuir el deseo sexual y dificultar la excitación. Además, la falta de lubricación puede causar incomodidad o dolor durante la penetración, lo que puede llevar a una disminución en la frecuencia de las relaciones sexuales.


Afortunadamente, existen soluciones disponibles para abordar la sequedad vaginal durante la menopausia. Los lubricantes sexuales a base de agua o de silicona pueden proporcionar una lubricación adicional durante las relaciones sexuales y aliviar la incomodidad.

Descubre otros lubricantes íntimos para la menopausia

¿Por qué utilizar lubricantes íntimos en la menopausia?

Utilizar lubricantes íntimos durante la menopausia puede resultar beneficioso por varias razones:

 

  • Alivio de la sequedad vaginal: Durante la menopausia, los niveles reducidos de estrógeno pueden llevar a una disminución en la lubricación vaginal natural, lo que puede causar sequedad y molestias durante las relaciones sexuales. Los lubricantes íntimos proporcionan una capa adicional de lubricación, ayudando a reducir la fricción y el malestar.

 

  • Mejora del confort y placer sexual: La sequedad vaginal puede afectar la calidad de la actividad sexual al causar incomodidad o dolor durante la penetración. El uso de lubricantes íntimos puede facilitar la penetración y mejorar el confort durante el sexo, lo que puede resultar en una experiencia más placentera para ti y tu pareja.

 

  • Aumento de la intimidad y la conexión: La menopausia puede afectar la libido y el deseo sexual de algunas mujeres. El uso de geles lubricantes íntimos puede ayudar a superar la sequedad vaginal y permitir una mayor intimidad y conexión sexual con tu pareja. 

Al reducir la incomodidad y el dolor, los lubricantes pueden ayudar a mantener una vida sexual activa y satisfactoria durante la menopausia.

Por que utilizar lubricantes intimos en la menopausia

Consejo para llevar una vida sexual plena en la menopausia

  • Comunicación abierta: Habla abierta y honestamente con tu pareja acerca de tus deseos, inquietudes y cambios que puedas experimentar en tu vida sexual debido a la menopausia.
  • Autoexploración: Tómate el tiempo para explorar y redescubrir tu propio cuerpo. Aprende qué te gusta y qué te produce placer. La autoexploración puede ayudarte a ganar confianza y a comunicar mejor tus necesidades a tu pareja.
  • Lubricantes íntimos: Utiliza lubricantes íntimos a base de agua o de silicona para combatir la sequedad vaginal y facilitar la penetración. Los lubricantes pueden mejorar la comodidad y el placer durante las relaciones sexuales.
  • Estimulación previa: Dedica más tiempo a la estimulación previa antes de la penetración. Esto puede incluir caricias, masajes, juegos previos y cualquier otra forma de estimulación que te resulte placentera. La estimulación previa ayuda a aumentar la excitación y la lubricación natural.
  • Juguetes sexuales: Considera el uso de juguetes sexuales para añadir variedad y estimulación adicional en tus encuentros íntimos. Los juguetes pueden ser una forma divertida y emocionante de explorar nuevas sensaciones y mantener una vida sexual activa y satisfactoria.
  • Cuidado personal: Mantén una dieta equilibrada, realiza actividad física regularmente y encuentra formas de reducir el estrés. Un estilo de vida saludable puede ayudar a mejorar tu energía, estado de ánimo y salud sexual en general.

Conoce los geles lubricantes intimo similares